Susana Cámara Leret
 Works 

Amargura: Ecologías del lúpulo
05.2019 — En curso

Instalación: Impresión offset sobre papel velvet y termoimpresión (250x1500cm) / Diafonía (12 min.) / Reproducción documentos de las bibliotecas de la Real Academia Nacional de Farmacia, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y del Archivo de la Fundación Zuloaga / 


Proyecto desarrollado dentro del programa de investigación artística Residencia en la Tierra impulsado por la Fundación Cristina Enea y Tabakalera: Centro Internacional de Cultura Contemporánea) San Sebastián — Con el apoyo de: SAT lúpulos de León, Euskal Lúpulo, Avery DennisonETINSA




Entre la densidad del fermento de la cerveza o a la búsqueda de lugar en el mapa de nuestra lengua, una burbuja puede ser tan frágil como su propia apariencia sugiere y, al mismo tiempo, tan fuerte y cargada de amargor como para disolver cualquier vínculo. Entre ambos extremos tienen lugar procesos de producción, relaciones con la tierra, modos de poblarla y transformaciones de las vidas que suelen encerrar pérdidas.

Amargura: Ecologías del lúpulo es una exposición que recoge rastros de la imagen y del cuerpo cultural del lúpulo (Humulus lupulus). Parte de una investigación en curso sobre diversos procesos y escenarios asociados a las políticas, estéticas, economías y modos de consumo de esta planta y se pregunta acerca de aquello que congela hoy su flor apenas como un logotipo, silenciando otros campos del imaginario asociados a su ecología.

Usada en la producción artesanal e industrial de la cerveza, el lúpulo es una especie trepadora cuyas flores femeninas contienen una mezcla de aceites esenciales y resinas llamadas conjuntamente lupulina, de color ámbar, aroma especial y sabor amargo. La industria ha hecho de la flor su imagen, a pesar de que sus compuestos son conocidos desde la antigüedad por sus propiedades relajantes y efectos sedantes sobre el sistema nervioso somático humano, aquel que conecta los receptores y órganos sensoriales (como la piel) con el sistema nervioso central. Sin embargo, es también un catalizador poético que conecta estados de sueño y vigilia en la sociedad, entre el pasado y el presente, y donde distintas voces se pierden entre cambios de estado, fiebre de oro verde y el ruido de la circulación de capitales. 

2010 — 2019